Cuando un contribuyente adquiera su condición por cambio de residencia,
tendrán la consideración de retenciones o ingresos a cuenta de este
impuesto los pagos a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas
Físicas practicados desde el inicio del año hasta que se acredite ante
la Administración tributaria el cambio de residencia, cuando dichos
pagos a cuenta correspondan a rentas sujetas a este impuesto percibidas
por el contribuyente.

Deja un comentario

51 − 41 =