Son sujetos pasivos del impuesto, los herederos, legatarios o beneficiarios que no residan habitualmente (residencia) en España; o que aún siendo residentes, el causante (persona fallecida) no hubiera tenido su residencia habitual en España.

Para la correcta determinación de la residencia habitual, habrá que ceñirse a lo establecido en las normas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (Ley 35/2006, de 28 de noviembre).

Deja un comentario

36 − 32 =